lunes, 17 de enero de 2022

SAN MARTÍN DE ARTÁIZ - ¡OJO!

 

SAN MARTÍN DE ARTÁIZ - ¡OJO!

 Por Simeón Hidalgo Valencia (17 de enero de 2022) 

 


“Cuando se acerca uno por primera vez a visitar la portada de la iglesia de San Martín de Artáiz y contempla sus capiteles, se queda sorprendido ante lo que en ellos se representa y a la vez perdido ante tanto detalle. Por eso, son obligadas nuevas visitas realizadas con calma para ir descifrando la riqueza que el maestro cantero nos transmite al dictado del comitente eclesiástico.

Muchas horas he pasado estudiando in situ la iglesia de Artáiz, y las que me quedan aún para poder descifrar su conjunto, y poco a poco voy descubriendo nuevos detalles, gestos, llamadas de atención, … Con paciencia trato de identificar cada uno de sus capiteles y canecillos.


En esto he seguido y sigo el consejo de ciertos personajes que, con el gesto congelado en el tiempo, invitan a que nos fijemos sin perder detalle. Así, éste del capitel exterior derecho, según miramos la portada, parece decir, al dirigir su dedo índice hacia sus ojos, que no sólo miremos, sino que observemos, pero que lo hagamos con reflexión, sin dejarnos engañar por lo que aparentemente se nos muestra. Él mismo adopta una postura reflexiva, apoyando su cabeza en la mano izquierda y su brazo izquierdo flexionado sobre su pierna izquierda, también flexionada.”

 


Lo anterior lo escribí en el 2012, hace ahora 10 años, cuando publiqué en CD lo que, una vez corregido y ampliado, salió como libro en 2017 con el título “La iglesia románica de San Martín de Artáiz. Una lectura particular”.

En las visitas guiadas que hago a los turistas me detengo siempre en este personaje y les comento el gesto que nos hace, como diciéndonos, ya casi al final de la explicación de la portada y antes de centrarnos en el comentario del tímpano:


¡OJO!

SI QUERÉIS VIVIR,

¡MIRAD Y OBSERVAD CON ATENCIÓN!

 

Desde el día 6 de enero de 2022, festividad de la Epifanía, día de los Reyes Magos, les puedo comentar algo más, pues como casi siempre que voy a Reta, en el Valle de Izagaondoa, me detengo un rato en Artáiz y saco algunas fotos aprovechando los distintos momentos del año, ya que en todos ellos la luz nos revela sus secretos. En esta ocasión aprendí algo más de la luz de esta época de invierno en que el sol vuela bajo. Coincidí en el día y en la hora adecuados y gracias a estas circunstancias pude observar otro de esos milagros que la luz del sol hace.

Ahora era sobre este personaje que desde la altura de los siglos reclama nuestra atención señalándose con el dedo índice de su mano derecha el ojo derecho para decirnos: ¡MIRAD Y OBSERVAD CON ATENCIÓN!

Este 6 de enero el sol me hizo el mejor de los regalos y yo quedé absorto al recibirlo. Los primeros rayos que inciden en la cara interna de este capitel, - ¡oh sorpresa! - van iluminando directamente lo que el dedo indica y el ojo derecho se ilumina.

 


La luz refuerza así lo que se nos transmite en lenguaje de signos, sin pronunciar palabra. Sus labios están sellados, pero su actitud es muy clara.

Miremos, reflexionemos y busquemos, pues también el mensaje que el comitente eclesiástico quiso reflejar en San Martín de Artáiz vale para las personas del siglo XXI.



sábado, 15 de enero de 2022

ROMERÍAS A IZAGA - ITZARAKO SAN MIGELEN ERROMERIAK

 

ROMERÍAS A IZAGA

ITZARAKO SAN MIGELEN ERROMERIAK

 Por Simeón Hidalgo Valencia (15 de enero de 2022)


 

Este es el título de la última publicación de la colección “Navarra”, de Fernando Hualde y de Joseba Urretavizcaya, que se presentó ayer en Urroz, 14 de enero de 2022, literariamente denominada desde hace unos meses “Villa del Libro”.

Como siempre que mi amigo Fernando presenta alguno de sus trabajos me gusta asistir y aunque los últimos me los he perdido a causa de la pandemia, a éste, me dije, no puedo faltar. Se trata de Izagaondoa y de un nexo común que une a las gentes de esta Comarca de Navarra que suben, peregrinos y penitentes, a lo alto de la cumbre de la Higa o Peña de Izaga, donde se levanta la hermosa y singular ermita-basílica de tres naves como morada de San Miguel, al que se le pide intercesión y consuelo para que sus vidas se vean libres de cualquier mal, y si éste llega lo puedan mejor superar.

Últimamente es un hecho que esta tradición de siglos parece estar en trance de desaparecer. La gente se va haciendo mayor y es ley de vida ir a menos físicamente, aunque la fuerza mental y la ilusión se mantengan. El cambio generacional y las nuevas maneras de vivir ponen el acento existencial en otras perspectivas donde la espiritualidad tradicional queda en gran medida relegada y poco a poco la manera de vivir en épocas pasadas se va difuminando hasta su desaparición. Esto lo vio Fernando desde hace años con mucha claridad y se propuso el arduo trabajo de hacer de notario de un estilo de vida, de pensamiento, de creencias, de acciones, de tradiciones y ocupaciones que los nuevos tiempos relegaban a su extinción y quiso dejar constancia de todo ello a través de un trabajo minucioso de hablar con los mayores de los pueblos y mantener viva la memoria de las gentes, recopilando sus recuerdos.


Hay que RECORDAR y, mientras podamos, también CONSERVAR y RENOVAR. Los dos primeros objetivos los logra Fernando, en parte, con publicaciones. Lo escrito, escrito queda y da fe al futuro a través del testimonio de los informantes y de las imágenes. Es una labor de mente pionera por la cual, como decía en otro artículo titulado
“Fernando Hualde. Navarra está en deuda con él”[1], hay que reconocérselo oficialmente.

Quizás lo más difícil sea el renovar, pues la poca juventud arraigada en estos valles del entorno de Izaga en su gran mayoría va por otro camino. Quizás esa pequeña minoría, pueda de alguna manera dar un toque nuevo a estas romerías. Si lo consigue las romerías a Izaga se mantendrán en su esencia, no tanto en su forma externa. Aunque no suban penitentes entunicados con la cruz a cuestas haciendo penitencia, sí puede ser un día de fiesta de hermandad, solidaridad y encuentro en lo alto del monte con el compromiso de buena vecindad y de colaboración en la tarea de mantener viva la Comarca de Izaga, trabajando unidas las gentes de los distintos Ayuntamientos, Villas y Pueblos.

Y si aún así las romerías desaparecen siempre se recordarán. Lo escrito, escrito queda y da fe de lo que en otro tiempo se hizo y quién sabe si alguien, algún día añorará algo de lo que los antepasados vivían y rescatará, gracias a los libros de Fernando, lo que en la primera parte del siglo XXI languidecía.

Por mi parte, ya digo que para la próxima romería, que espero sea este año, y si salgo bien de lo que me espera en breve, me apunto. Ojala pueda subir por mi propio pie. A San Miguel se lo prometo. 

Y para que se recuerde el acto al que ayer asistí aquí dejo un testimonio gráfico con mi agradecimiento a Fernando por su dedicatoria. El cariño es mutuo.















miércoles, 5 de enero de 2022

APUR, MIEMBRO DE MI FAMILIA.

 

APUR, MIEMBRO DE MI FAMILIA.

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (05 de enero de 2022)



Llevamos juntos cinco años y mi mejor amigo es él, Apur.

Todo cariño, todo ilusión, todo comprensión, todo empatía, todo amor.

Siempre dispuesto a acompañarme vaya donde vaya.

Siempre a mi lado en lo bueno y en lo malo.

Es mi reloj particular.

Me saca de paseo.

Me acompaña en la siesta, su ritmo acompasado con el mío.

Me mira compasivo cuando estoy malo.

Me deja hacer.

A veces hace trastadas, pero sin malicia.

Le regaño y al poco ya vuelve zalamero.

Se deja bañar.

Le encanta el aire calentito del secador, pero no le gusta que le den estirones al peinarlo.

Juega y muerde mi mano sin apretar, porque sabe que es un juego.

Le encanta el monte y hacer carreras con su amiga la Txari.

Conmigo se porta muy bien y yo con él. 

Desde el primer día, ¡Sí! Desde el primer día ha sido un miembro de la familia, aunque sea hoy, 5 de enero de 2022, en el que oficialmente se le reconoce como tal a todos los efectos. 

Esa es la noticia:

“Las mascotas de compañía pasan a ser considerados seres vivos dotados de sensibilidad a partir de este miércoles 5 de enero”, lo cual es un paso más que se da en la defensa de los derechos de los animales domésticos.

 

Un bonito regalo en el día de mi cumple.

Muchas Gracias.




viernes, 24 de diciembre de 2021

EL VILLANCICO DE RETA

 

EL VILLANCICO DE RETA

Por Simeón Hidalgo Valencia (24 de diciembre de 2021)

 


Suena la radio en casa de Patxi y en las ondas una melodía navideña ambienta la sala.

- ¿Sabes que también en Reta -me dice- los niños cantaban hace tiempos un villancico en la iglesia delante del Belén que montaba el abad?

- Pues como en todos los pueblos, me imagino. Todos lo hemos hecho de niños.

- ¡No, no! Quiero decir que cantaban el Villancico de Reta.

- ¡Ah! ¿Quieres decir que hay un villancico que tuvo su origen en Reta?

- ¡Sí, eso! Según me contaban mis padres lo debió de componer un cura que estuvo de párroco en tiempos de la Guerra Civil o por ahí.

- Qué interesante. ¿Y tú lo conoces?

- Bueno, alguna vez se lo escuché por Navidad, pero se me ha olvidado.

- Pues ya voy a preguntar a la Señora Felisa o a Irene o a José Luis o a los de Casa Camus a ver si lo conocen.


Indagué y pregunté y los mayores del lugar sí sabían de ese villancico compuesto por el párroco, pero ninguno ya recordaba ni letra ni música.

Lo dejé estar, pero cuando algo se me mete en la cabeza tarde o temprano vuelve a aparecer insistente recordándome que hay que resolver el tema y rescatarlo del olvido.

Por eso volví a preguntar a Patxi y éste repreguntó a Paco y Paco a Mari Carmen quien recordó que alguien lo tenía escrito, pero que la música se había olvidado y mi esperanza fue al menos recuperar y dar a conocer el nombre del autor y al menos la letra del Villancico de Reta.

Las gestiones dieron resultado y parte de otros tiempos ya está a salvo y sabemos que este Villancico lo compuso en 1937-quizás como en son de paz y vida en tiempos de guerra y muerte entre hermanos- el párroco D. José Sugrañes, del cual poco más he logrado saber por el momento.

 

La letra de este Villancico compuesto en Reta dice lo siguiente:

 

“En el centro de una áspera gruta,

en el crudo rigor del invierno

sale a la luz el infante más tierno

y más bello que nunca existió.

 

Es su cuna un mísero pesebre,

sus almohadas la paja y el heno

y su rostro infantil está lleno

de una dulce e inefable expresión.”

 

Han pasado 84 años y en este trocito de vida de este lugar del Valle de Izagaondoa, -donde esta noche se recordará de nuevo en al menos diez de sus casas, sea el cumpleaños del Nacimiento del Niño Jesús, sea el renacimiento del Sol, sea la Unión Familiar, sea los Buenos y Humanos sentimientos- volverá a brillar la luz de la Esperanza para todo el mundo.

Yo así os lo deseo de todo corazón, a la vez que hago una llamada a que, si alguien conoce la música de este villancico o se atreve a componerle una a esta letra de D. José Sugrañes, me lo comunique por favor.



sábado, 6 de noviembre de 2021

URBICÁIN: LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN NECESITA QUE LA ATIENDAN

 

URBICÁIN: LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN NECESITA QUE LA ATIENDAN

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (6 de noviembre de 2021)

 


“Este momento es para mí muy importante porque marca claramente un antes y un después. Ahora empezamos a navegar y a dinamizar nuestra idea con Guerguitiáin como producto estrella, sencillo pero con mucho poder, que guía nuestra línea de trabajo de turismo rural, y nos puede favorecer a todos”. 
 

Una semana después de leer estas palabras en la prensa navarra, el 13 de febrero de 2014 se firmaba el acuerdo de cesión de las iglesias de San Martín de Guerguitiáin, restaurada en 2012 con dinero público, y de San Esteban de Urbicáin, con señales muy claras de abandono, por parte del Arzobispado de Pamplona al Ayuntamiento de Izagaondoa. 

La propiedad, pues, desde esa fecha sobre estas dos iglesias del Valle de Izagaondoa es de los vecinos del citado Ayuntamiento. La primera, según su alcaldesa, como “producto estrella… que guía nuestra línea de trabajo de turismo rural”.

¿Y la segunda? 

Esta segunda iglesia, la de San Esteban de Urbicáin ahí está a la entrada del casco antiguo deshabitado del antiguo pueblo, convirtiéndose progresivamente en una ruina más de las que jalonan el hermoso Valle de Izagaondoa. 

Aunque no he estudiado leyes, ya sé que la obligación de los dueños de alguna ruina son los responsables de protegerla, consolidarla y hasta moverse para que se restaure y no se pierda en el caso de que esté inventariada como bien patrimonial a conservar. Así lo hicieron saber los gestores políticos del Ayuntamiento hace ya tiempo para que los vecinos que tuvieran alguna ruina como propiedad tomaran las medidas adecuadas para evitar posibles accidentes.


La iglesia de San Esteban de Urbicáin cumple estos requisitos con creces, pues al haber estado tanto tiempo olvidada desde que se despobló el lugar, da muestras de agotamiento y las arrugas y grietas se apoderan de sus muros. Muros que apenas se ven por el exterior y la propia Naturaleza se ha encargado de cubrirla con un manto de hiedra, quizás con ánimo de protegerla, pero los representantes del pueblo decidieron aceptar el lote que el Arzobispado les ofrecía, la oferta del dos por uno, aun a sabiendas de que la ruina quedaba bajo la responsabilidad, desde la firma, de todos los vecinos izagaondoarras, a cuya cabeza están siempre sus representantes.
 


Pues bien, me pregunto: ¿Qué plan tiene la Corporación Municipal para la antigua iglesia de San Esteban de Urbicáin, un edificio medieval que se levantó posiblemente en el siglo XIII?
 

Y me hago esta pregunta porque no he visto que desde 2014 hasta el presente 2021 -han pasado 7 años- haya habido  ninguna iniciativa por parte de la Corporación Municipal sobre este edificio; ni se ha convocado ninguna reunión vecinal para ver qué se puede hacer  y a qué se puede destinar, como comunidad responsable de la iglesia; ni se ha llamado al auzolan a los vecinos para al menos dejar despejados los muros; ni se ha puesto en marcha ningún plan de actuación de desarrollo del turismo rural en el que este edificio medieval ocupe alguna función; ni se ha contado con las personas y asociaciones que trabajan voluntaria y desinteresadamente por el patrimonio, sea en el Valle de Izagaondoa, sea en la Comarca de Izaga; ni se ha presentado ningún proyecto de recuperación del edificio a través de la Ley de Mecenazgo Cultural de Navarra; ni, … 

¿Será lo anterior síntomas de que en realidad no hay ningún plan para San Esteban de Urbicáin o de que dicho plan está sólo en la mente de una persona? 



He estado hace unos días visitando de nuevo Urbicáin y he sentido una tristeza enorme al ver el abandono y la desidia existente. Sus dueños, entre ellos todos los vecinos del Ayuntamiento de Izagaondoa empezando por los componentes de la Corporación Municipal en lo que respecta a la antigua iglesia, son los responsables.
 

¡Salvemos, al menos, la propiedad pública existente en Urbicáin para que realmente “nos favorezca a todos” “el turismo rural”! 

No sea, que como escribí en otra ocasión “lo más vivo del antiguo pueblo de Urbicáin sea su hermoso y muy cuidado camposanto”. 

 






Cementerio de Urbicáin.


¿Habrá que entonar un Réquiem por San Esteban de Urbicáin?

viernes, 29 de octubre de 2021

LA ASOCIACIÓN GRUPO VALLE DE IZAGAONDOA Y LAS FERIAS DE URROZ-VILLA – 2021

 

LA ASOCIACIÓN GRUPO VALLE DE IZAGAONDOA

Y LAS FERIAS DE URROZ-VILLA – 2021

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (28 de octubre de 2021) 


Vuelven otra vez a celebrarse las Ferias de Urroz-Villa después de este largo tiempo de pandemia y volveremos también como asociación a colocar nuestro puesto los días 13 y 14 de noviembre en la Plaza del Ferial.
 

Volveremos a contemplar los puestos de artesanía y de alimentación y a oír la música del pasacalle y a la gente andar de puesto en puesto haciendo sus compras. 


Volveremos a recibir visitantes también en el nuestro que este año será un poco más visible desde la lejanía, a ojear y hojear nuestras publicaciones, entre las que sobresale la titulada “IZAGAONDOA-EN TORNO A IZAGA” que vio la luz el año pasado, pero que debido al covid-19 no se pudo presentar en público, aunque más de uno ya lo reservó y adquirió.


“Izagaondoa-En torno a Izaga”
muestra a través de 41 artículos parte del patrimonio heredado de los valles de Izagaondoa, Unciti e Ibargoiti. Se presenta a todo color y es un testimonio vivo del potencial patrimonial y cultural de esta Comarca de Izaga. 

Nuestros seguidores saben que es uno de los medios que tenemos para subvencionarnos con nuestros propios recursos y poder desarrollar una oferta cultural digna de quien nos visita. Entre ellas el museo “PETRUS MUSEUM” de Lizarraga de Izagaondoa, cuyas salas van abriéndose progresivamente al público gracias a su generosidad y colaboración. 

Este nuevo libro tiene un precio de 50€ y se puede reservar en el 659 30 39 94 y recogerlo en las Ferias. Quedan unos 40 ejemplares que se asignarán en riguroso orden de solicitud. 



Junto a nuestros libros este año también pulularán por nuestro puesto hermosas mariposas realizadas por nuestra compañera Ana Olaetxea a partir de latas de refrescos recicladas.
 

Gracias anticipadas por vuestra colaboración.

Os esperamos.




jueves, 21 de octubre de 2021

ARTÁIZ – LA SEÑAL POR LOS SUELOS - II

 

ARTÁIZ – LA SEÑAL POR LOS SUELOS -II

 

Por Simeón Hidalgo Valencia (21 de octubre de 2021)

 

“Mira que hace meses ya que hubo un accidente en el cruce de Artáiz, en la carretera NA-2400, cuyas huellas siguen siendo visibles porque el poste de la señalización turística indicando la dirección hacia San Martín de Artáiz y hacia San Martín de Guerguitiáin, ambas iglesias románicas interesantes de la Comarca de Izaga, está por los suelos en la cuneta del campo.

Mira que hace meses que esto sucedió y en ese tiempo la maleza ha cubierto en parte los carteles indicadores.

Mira que hace meses todos los conductores que pasamos por este cruce lo vemos y como quien oye llover, pasamos ciegos sin sentirnos aludidos ante algo que no nos afecta. ¿Será porque no lo vemos como algo nuestro?

Mira que hace meses que de ver la señalización tirada en el suelo de la cuneta ya pasamos sin ninguna curiosidad e iniciativa para informar para que se arregle y los turistas que vienen desde la autovía tengan la referencia adecuada para poder ir a Guerguitiáin y Artáiz.

Pues bien, ya me he decidido a llamar a quien puede poner remedio y levantar la indicación y lo acabo de hacer.

Y como dicen que una imagen es mejor que mil palabras dejo descansar a las palabras y os muestro las imágenes que saqué el 30 de enero pasado y como hoy inauguramos febrero, os lo deseo que sea bueno para todos”. 



Lo anterior lo escribía el 1 de febrero de 2021.

Mira que hace 9 meses ya desde esa fecha que lo escribí.

Mira que hace 9 meses que llamé y escribí a quien pudiera poner remedio y levantar la indicación que lleva en el suelo más de un año desde el accidente que la tumbó.

Mira que cuando llamas todo son buenas palabras y promesas de que se va a hablar con fulano o mengano para arreglar el desperfecto.

Mira que uno, yo, en mi buena fe, voy y me lo creo.

Mira que van pasando los meses y cada vez que paso por este cruce camino de Reta o de Artáiz para dirigir una visita guiada que han solicitado, me acuerdo de esas prometidas promesas que parece se las ha llevado el viento.

Mira que los asuntos de palacio siguen cada vez yendo más despacio.

Mira qué falta de atención desde la administración con los que, día a día, intentamos dar a conocer voluntariamente el patrimonio de nuestros pueblos a los turistas.

Mira ¡Qué mala imagen!

Mira ¡Qué pachorra!

Mira ¡Qué vergüenza!

Han pasado otros 9 meses y a pesar de esta ansiada gestación, la criatura está por llegar.

¿Hasta cuándo?

 

Y como dicen que una imagen es mejor que mil palabras dejo descansar a las palabras y os muestro las imágenes que saqué el día 19 de octubre para que veáis que no se ha hecho absolutamente nada.

¡Así nos va!