martes, 11 de junio de 2019

Mª BLANCA IZCO. MAESTRA EN ARTÁIZ


Mª BLANCA IZCO. MAESTRA EN ARTÁIZ

Por Simeón Hidalgo Valencia (11 de junio de 2019)


Lo que más me gustó del día 8 de junio pasado en Artáiz, no fue tanto la gran afluencia de personas que acudió a conocer la reproducción de las pinturas neogóticas recientemente colocadas en el ábside de la iglesia de San Martín y para escuchar al coro del Colegio de Médicos de Navarra, sino el tener la ocasión de conocer a una persona de esas que merece la pena que se cruce en tu camino, pues posiblemente fuera la única que realmente deseaba volver a estar en Artáiz por unas horas y recordar los años en que vocacionalmente trabajó con las niñas y niños de Artáiz a mediados del siglo pasado. La Señora, o como familiarmente la llamaban por entonces, la Señorita Mª Blanca Izco Ibero.

La Señorita Mª Blanca tiene ahora 89 años, pues me dice que nació el 13 de abril de 1930 y lejos quedan los tiempo en que regentaba la escuela unitaria de Artáiz, donde una treintena de niños y niñas de todas las edades acudía todos los días a formarse.  “Los dividía por grupos y mientras los mayores estudiaban o hacían los ejercicios yo enseñaba a los más pequeños.”

Ahora no se ven niños ni niñas en Artáiz, salvo algún fin de semana o en época estival y la escuela en la que ejerció vocacionalmente su magisterio la Señorita Mª Blanca es hoy día un centro cultural. “Sala de Interpretación de la Escultura Románica”, la denominan.

La Señorita Mª Blanca tiene muy buen recuerdo de los años 1954-57 en que ejerció en Artáiz. Me dice que estuvo de patrona en casa de Estanislada Sada y Félix Villanueva, que por entonces, después de la guerra, para paliar las necesidades alimenticias de los pequeños se les daba en el recreo un vaso de leche en polvo y un trozo de ese queso amarillo de los americanos, que ella fue maestra por vocación (y su mirada se ilumina al decirlo y yo la entiendo perfectamente porque yo también tuve esa vocación), que se calentaban con una estufa de serrín (estufa que hoy forma parte de las piezas etnográficas del Petrus Museum, cedida por el Concejo de Artáiz), que conserva aún una preciosa mantilla que bordaron y le regalaron las jóvenes del pueblo en reconocimiento de las labores que a su vez les enseñaba a las chicas casaderas de Artáiz por las tardes, donde en clases de costura preparaban su ajuar.

Mientras me cuenta estas cosas está pendiente de que no se le escape el autobús que ha venido desde Pamplona y tanto su hija, también de nombre Blanca, y uno mismo, le decimos que no se preocupe que no se va a marchar sin ella.

Es breve la entrevista, pero intensa de emociones y recuerdos. Para mí lo mejor del día, pues he conocido a alguien que sí quería venir desde el sentimiento a Artáiz para verlo de nuevo y saber cómo ha cambiado después de más de setenta años.

Me despido de la Señorita Mª Blanca con un par de besos y un abrazo y me quedo en el presente con la nostalgia de ver las sombras de niñas y niños correteando por las calles vacías de Artáiz.

 Como eran familias numerosas había entonces muchos niños en los pueblos.”

Por muchos años, Señorita.

Coro del Colegio de Médicos de Navarra actuando en San Martín de Artáiz.

lunes, 13 de mayo de 2019

SAN FERMÍN 1989-2019


SAN FERMÍN 1989-2019

Por Simeón Hidalgo Valencia (13 de mayo de 2019)

Hace unos pocos días se anunció el cartel anunciador de las próximas fiestas de San Fermín-2019, cuyo título es “Ayer soñé con un 6 de julio” y su autora la joven burladesa Edurne Tainta Balda.

Hace ya muchos años, treinta para ser exacto, también yo soñé que presentaba mi cartel para el concurso de 1989 y que, mira por donde, recibía un premio.

Así que, con estos buenos augurios, me decidí a hacer el sueño realidad, al menos en lo de presentarme, y la víspera del último día de entrega de los trabajos compré el material necesario y recuerdo que estuve hasta las tantas de la noche trabajando en lo que al día siguiente tenía que presentar.

Sobre una cartulina fui componiendo el motivo con cierto estilo rompedor con lo que se estilaba por aquella época, en que mayoritariamente se trabajaba a mano, lejos del diseño por ordenador  de hoy en día.

El motivo central una fecha: “7J” en rojo. El texto de la fiesta arriba y abajo del motivo central: “Pamplona / Iruñea y San Fermín” en verde. Las fechas: “6 al 14 de julio” en negro, lo mismo que el año: “1989”.  Todo ello sobre fondo blanco.

Realicé el diseño de letras y números. Probé su colocación equilibrada Recorté. Pegué. Escribí mis datos. Los introduje en un sobre cerrado y puse el lema: “Doscientos”. El primero que me vino, porque como amante de la Historia quise recordar de esta manera los 200 años de la Revolución Francesa con su lema: Liberté, égalité, fraternité”, que siempre me ha motivado.

Sin más, al día siguiente entregué mi trabajo y me olvidé del mismo, pero el sábado siguiente, al leer la prensa, al  ver el cartel premiado consideré que pocas veces los sueños se hacen realidad, hasta que, segundos más tarde, al leer en su totalidad la noticia vi mi nombre escrito. Se me había concedido uno de los accésit y un premio de 75.000ptas.


Ahora, al cumplirse los treinta años de ese sueño que sí se hizo realidad, lo escribo, recordándolo con agrado a la vez que felicito a Edurne Tainta Balda por su bonito cartel que anunciará la fiesta de San Fermín-2019, treinta años después. A disfrutarlo como yo entonces lo disfruté.


Ayer soñé con un 6 de julio. Edurne Tainta Balda.
(Foto tomada de eitb.eus)