lunes, 20 de enero de 2020

SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA - IBARGOITI - NAVARRA -IV EL EDIFICIO-A


SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA – IBARGOITI – NAVARRA - IV

EL EDIFICIO

Por Simeón Hidalgo Valencia ( 20 de enero de 2020)

A partir de los restos que nos han llegado de la iglesia de Santa María de Elizaberría nos podemos hacer una idea bastante certera de cómo era, pues se conserva todo el espacio interior de su planta y gran parte del alzado del ábside y muros perimetrales. La iglesia era el edificio principal del conjunto de todo el monasterio, del que han aparecido e irán resurgiendo nuevas estructuras si se sigue excavando.

Elizaberría, la iglesia nueva, parece que se levanta por el propio interés de la familia formada por el Señor Sancho Fortuñones y la Señora Sancha Orioliz, lo que situaría su construcción en el siglo XI, siempre antes de 1084, pues en ese año se la dona Sancha Orioliz a su hija Sancha Sánchez, lo que indica que es un monasterio de propiedad particular civil.

Este monasterio particular entra en la órbita del gran monasterio de Leire en 1085, año en que la matriarca Sancha Garceiz u Orioliz se lo dona a Leire. Parece que de alguna manera se revoca el testamente o la cesión que había hecho en el año anterior a su hija Sancha Sánchez en favor, ahora, de Leire lo que promoverá el descontento de sus nietos que no están de acuerdo en esa decisión y será en 1097 cuando se resuelvan estas disensiones a través de la mediación real volviendo gran parte de los bienes entregados a Leire en el año citado, a los reclamantes nietos de la Señora Sancha Orioliz. Entre los bienes que conserva Leire está incluido el cenobio o monasterio de Elizaberría, que dentro del organigrama legerense pasa a denominarse Priorato. Tenemos sendos documentos de hacia 1124 y 1238, ya citados, en los que aparece como firmante el “Dompno Sancio, prior d’Elizaberria”.

Los años de prosperidad de este priorato se pueden situar desde su aparición, quizás ya en el siglo X, pero sobre todo en el siglo XI a partir de su donación a Leire hasta la década de los treinta del XIV, pues no fue ajeno a las consecuencias de la prolongada mala climatología que trajo como consecuencias las malas cosechas, el hambre, la ruina económica, las enfermedades y la peste bubónica, que unidos a las diferentes guerras mantenidas y a los altos impuestos, épocas de sequías, etc., favorecieron una fuerte crisis que llegó hasta la mitad del siglo XV.[1] Todo ello diezmó la población y numerosos lugares quedaron desolados.

También el priorato de Elizaberría sufrió los avatares de la crisis, lo mismo que el monasterio de Leire que tuvo que replantearse qué hacer con tantas posesiones que tenía, claramente devaluadas. Elizaberría se constituyó en Granja y por sus pobres rendimientos llevó a Leire a permitir el arriendo a gentes de Salinas y posteriormente a hacer una permuta con Salinas como se refleja en el documento de 1375, pero esto no salvó del progresivo deterioro, a pesar de que Leire puso al cuidado de la iglesia, huerto y otras dependencia al matrimonio formado por Juan Sánchez de Ororbia y Sancha García de Ubani como paniaguados, como recoge el documento relativo al año de 1410, pero el lugar no levantaría cabeza y la ruina se fue apoderando de tal manera que a ella se unió el saqueo de la piedra por parte de vecinos de Salinas, que las emplearon para la construcción de sus casas como recoge el documento de 1536.

La ruina perduró hasta nuestros días en que se ha decidido, al menos, consolidar la misma para recuperar la memoria de este lugar patrimonio de Navarra. 


EL EDIFICIO.

A simple vista hay una serie de cosas que llaman mi atención detenidamente:

*Que todo el edificio religioso, la iglesia nueva, parece responder a una misma época constructiva y que se hizo de una tirada.

*Todos los sillares, tanto los externos como los internos, están tallados con la misma técnica, dejando sus caras vistas “apiconadas”, como si estuvieran destinadas a ser recubiertas con otros materiales. Cuando caí en la cuenta de este detalle me vino a la memoria el Palacio nuevo de Olite, en el que en la mayoría de sus paredes se trabaja de la misma manera, pues estaban destinadas a ser recubiertas.
 
*Hablando de los sillares llama poderosamente la atención su irregularidad, que contrasta con la regularidad de su labra en construcciones posteriores, perfectamente escuadrados en todas sus caras. A hiladas de sillares grandes en la parte inferior, suceden hiladas de menos altura en las intermedias. Muy claro se ve esto en el exterior del ábside.
 
*Y hablando de hiladas, una de las leyes básicas de la construcción nos habla de que han de ir a nivel, más si el muro va a ser a cara vista. Como se puede apreciar en esta cata del interior del lienzo sur, no se cumple con exactitud la norma y en general en todo el edificio es una ley bastante laxa. 

*Cuando se analiza cada uno de los sillares hay numerosas señales que indican que se han realizado en el tamaño y forma que pedía la marcha de la obra, para que encajaran con los ya colocados, como si del moderno juego del Tetris se tratara, pero con mucha más irregularidad. Se hace casi “por encargo” el sillar siguiente para que encaje, según avanza la obra, como se puede ver en este paño interior de fábrica, a la izquierda de la puerta del este.


*La irregularidad de los sillares, tanto en medida, forma y escuadración se ve por todo el edificio. En este ejemplo de la parte correspondiente al exterior de la fotografía anterior, se puede comprobar lo dicho si ponemos sus medidas a los nueve sillares seleccionados, que van desde los 11cm a los 62cm en la altura y desde los 42cm a los 139cm en las larguras. 

Podríamos decir que en todo el edificio no hay dos sillares iguales. Además de los anteriores otras mediciones de la altura o grueso y largura o soga, nos dan los siguientes resultados: 33x80, 49x53, 15x82, 40x84, 36x112, 30 y 37 de alto x 97 y 90 de largo, 37x40, 33x46, 53x72, 51x8, 52x61, 55x56, 45x54, 45x87, 30x75, 35x51, 55 de alto x 9 y 5 de largo, 57x67, …
En los que se ha tomado también la profundidad o tizón pasa lo mismo: 50x117x20, 34x92x20, 50x84x57, 47x79x42, 58x80x33, 44x114x29, 50x49x105, 17x116x31, 56x22x101, 34x92x29, … 


Medidas de uno de los sillares del ángulo suroeste.
22cm de grueso, 129cm de soga y 42cm de tizón. 

En este lienzo del interior de la iglesia se puede observar el que quizás sea el más largo de todos los sillares. Su altura o grueso es de 22cm y su largura o soga llega a los 273cm, medida que equivale prácticamente a 3 varas navarras.

*Algo que merece apuntarse, pues se ve muy claramente, es la manera básica de construir al estilo romano. Dos gruesas paredes de piedra, una al exterior y otra al interior que forman la caja que será rellenada con restos de la obra, cascotes, piedra, arena, todo amalgamado con mortero de cal, que dan a los muros un grosor tan ancho que sorprende.
Tienen en torno a las 2 varas navarras de grosor (entre los 146cm a los 170cm y más según zonas, como se aprecia en la fotografía. Su solidez es tal que no fueron necesarios colocar contrafuertes en el exterior de los muros norte y sur.

Ejemplo de ejecución de sillares según pide la obra. Zona suroeste interior.

Ejemplo de irregularidad en los niveles de las hiladas y en el tamaño de sillares en cara norte.


[1] LUIS Javier Fortún, LEIRE, Un señorío monástico en NAVARRA 8siglos IX-XIX), Gobierno de Navarra,1994, págs. 667-722.

viernes, 17 de enero de 2020

SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA - IBARGOITI - NAVARRA -III LOS DONANTES, GENEALOGÍA Y POSESIONES


SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA – IBARGOITI – NAVARRA - III

LOS DONANTES, GENEALOGIA Y POSESIONES.

Por Simeón Hidalgo Valencia (17 de enero de 2020)

Después del recorrido realizado a lo largo del tiempo, desde el año 1084, en que aparece nombrado por primera vez el monasterio de Santa María de Zabalza, más tarde de Santa María de Elizaberría hasta derivar en Lizaberría de Salinas, realizo una genealogía del linaje que ofrece al monasterio de Leire el de Elizaberría, basándome en la documentación encontrada que abarca 33 años. Desde 1083 hasta 1116.

*Por el documento nº110 del año 1083 sabemos que: Doña Sancha Sánchez de Oteiza es madre de Aznar Ezcherra. Que la tal señora está casada con Jimeno Aznáraz y que éste es hermano de una tal Sancha.

*Por el documento nº113 del año 1084 sabemos que: la Señora Sancha Orioliz es madre de Sancha Sánchez, a la que le dona, entre otros bienes, el monasterio de Santa María de Zabalza.

* Por el documento nº115 del año 1085 sabemos que: la Señora Sancha Garceiz  (Sancha Orioliz u Oriol) es madre de: García Sánchez, Jimeno Sánchez, Tota Sánchez, García Sanz y Oria Sanz. 

* Por el documento nº123 del año 1087 sabemos que: la Señora Sancha Oriol es hija de Oriol Garceiz y de Tota Ranimíriz. Estuvo casada con el Señor Sancho Fortuñones y dos de sus hijas son las ya mencionadas Tota Sánchez (Sancionis o Sanz) y Sancha Sánchez (Sancionis).

* Por el documento nº149 del año 1095 sabemos que: Aznar Jiménez de Oteiza es hijo de Jimeno Aznárez y que éste es hermano de Sancha, por lo que Aznar Jiménez de Oteiza es sobrino de Sancha. Es, pues, hijo también de Sancha Sánchez de Oteiza y nieto de Acenarius Fortuniz por parte de padre.

* Por el documento nº157 del año 1097 sabemos que: nietos de Sancha Orioliz y Sancho Fortuñiones son Sancho Jiménez, Aznar Jiménez, Tota Jiménez y Sancho Jiménez.

* Por el documento nº192 del año 1102 sabemos que: Sancha de Oteiza es tía de Aznar Jiménez.

* Por el documento nº261 del año 1116 sabemos que: Sancho Jiménez de Avizau (Abínzano) ya ha fallecido y que su viuda es llamaba Sancha. Sus hijos fueron: Jimeno, García, Gil y Aznar Eskerra.

Poniendo en su lugar cada uno de estos personajes llego al siguiente esquema genealógico en el que linajes importantes de finales del siglo XI e inicios del XII emparentan y acrecientan de esta forma su poder económico y social: Los Fortuñones, les Semenones (Jiménez), los García (Garceiz), los Oteizas, los Abínzanos, entre otros. Cabe destacar a la poderosa señora Sancha Orioliz o Garceiz que está en el origen del monasterio de Santa María de Elizaberría junto a su marido el señor Sancho Fortuñones, linaje a destacar desde los inicios del siglo XI cercano a los reyes de Pamplona ya desde el rey Sancho el Mayor.



Veamos a continuación la influencia social y el poder económico de esta familia, partiendo de las posesiones que se citan en los anteriores documentos y otros más que realizan otros miembros. Nos puede dar una idea del poder e influencia de esta saga familiar en su época.


POSESIONES:  DONACIONES AL MONASTERIO DE LEIRE

*En 1047: El señor Sancho Fortuñones, marido de Sancha Orioli: Villa de Briñas con su iglesia y término y la Villa de Ororbia con su iglesia y término. (Las había recibido del rey García de Nájera)[1]

*En 1057: El señor Sancho Fortuñones: Monasterio de Santa María de Egaztegia con sus posesiones.[2]

*En 1065: Sancha Oriol y su hija Sancha Sánchez venden a Leire seis villas de la Bureba: Villanueva, Santa María, Mentosa, Bozo, Beod y Salce.[3]

*En 1071: Sancha Oriol da a Oriol Sánchez su parte de los palacios de Aspurz.[4]

*En 1071: Urraca compra a Oriol Sánchez y a Lope Orioliz su parte de la casa y dependencias en Aspurz.[5]

*En 1083: Sancha Sanz (Sánchez): Villa de Garrués.

*En 1084: Sancha Orioliz lega a su hija Sancha Sánchez: Cenobio de Santa María de Zabalza, Zabalza con su iglesia de San Andrés. Idocin con su iglesia de Santa Cecilia. La iglesia que está en Iga y sus pertenencias. Enériz, Tricio, Ovanos.

*En 1085: Sancha Garcés: Palacio de Lerga con sus pertenencias. 60 mesuras de pan y vino en Eriztain. Casa en Escusega. Arischano. Iriberri.

*En 1087: Sancha Orioliz: Monasterio de San Miguel (Higa de Izaga). Villa de Ariz. Los Arcos. Villatuerta.

*En 1094: Toda Jiménez de Elizaberría: Tierras en Cidoz. Ichisum, Palacio de Unciti, Monasterio en las faldas de Yhiga (Izaga). Yrue. Monasterio en Athea. Villa de Sansoain. Viñas en Zorokiain. Tierras en Arrieta. Casa en Agirioz.

*En 1095: Aznar Jiménez de Oteiza: Monasterio de San Juan de Oteiza. La mitad de Ibizbike. Casas y tierras en Zulueta (Valle de Elorcibar). Palacio de Oteiza. Villa de Oteiza. Villa de Marcalain. Villa de Garciriain. Villa de Osabide. Villa de Añézcar. Villa de Garrués.

*En 1097: Concordia ante los reyes: Villa de Enériz. Iglesia de San Quirico en Monte Hiiga (Izaga). Salinas de Muru. Exaverri.

*En 1102: Sancha de Oteiza y su sobrino Aznar Jiménez: Decanía de San Salvador de Ibizbide. Su parte del Molino de aceite de Ugaiceta. Heredad en Villoria.

*En 1109: El monje Fortún, Sobrino de Sancha Garcés da a Leire: El monasterio de Odieta, los Palacios de Gorriz y de Artanga y dos viñas de “Cepozain”.[6]

*En 1116: Sancha e hijos: Palacio Villatuerta. Molino Puente de Arga o Murugarren.


Esto es lo que se menciona en los documentos. Cabe suponer que lo que ofrecieron a Leire fue una parte relativamente pequeña de lo que poseían.


[1]  Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 73-75.
[3] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág.116-117.
[4] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág.138.
[5] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 138-139.


sábado, 11 de enero de 2020

SANTA MARIA DE ELIZABERRIA-IBARGOITI-NAVARRA-II


SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA – IBARGOITI – NAVARRA - II

ELIZABERRIA: EDIFICIO Y LUGAR.

Por Simeón Hidalgo Valencia (11 de enero de 2020)


De las referencias documentadas que se hacen sobre el monasterio de Santa María de Zabalza, se puede deducir la importancia que tuvo para la zona geográfica de Ibargoiti la construcción de su iglesia nueva, pues desde el primer momento va a ser la referencia que determine la nomenclatura, tanto del monasterio como del lugar poblacional.

Hay que pensar que con anterioridad a la construcción de esta iglesia el lugar se conocía con otro nombre y que el señorío se componía de una serie de edificios y tierras de cultivo que en su mayoría eran dependientes del monasterio de Santa María, fundado, posiblemente, por iniciativa de una generación anterior a la del matrimonio formado por la señora Sancha Orioliz y el señor Sancho Fortuñones, pertenecientes ambos a dos de los linajes más poderosos de su época. Alrededor, pues, de este pequeño centro religioso, se desarrolla la vida tanto del grupito de monjes como de las personas civiles que lo atendían en condición más o menos servil, amparados todos bajo la tutela de sus fundadores.

El nombre del monasterio, erigido como tarde en las últimas décadas del siglo X, es el de Santa María. Por estar en el valle de Ibargoiti se le conocería como Santa María de Ibargoiti y porque en su origen parece que se construyó en terrenos de Zabalza, se le llama también de Santa María de Zabalza. Más tarde, cuando la antigua iglesia desaparece y se construye la nueva, posiblemente, hacia mediados del siglo XI, se empieza a identificar tanto el lugar como el monasterio como el “lugar de la iglesia nueva” y como “el monasterio de la iglesia nueva”: ELIZABERRIA, LIZABERRIA, LIZABERRI.

Éste debió de ser un acontecimiento importante para la zona y como tal digno de mencionarse y reseñarse en la documentación. De hecho, al contemplar los restos de la iglesia que han llegado a nuestros días, nos damos cuenta de la gran obra que se ejecutó. A quien los estudie le llamará la atención por muchos motivos: La solidez de sus muros, la diversidad de sus sillares que se amoldan a la obra, la técnica constructiva de sus vanos en puertas y ventanas, la esbeltez de su ábside, la proporción de sus medidas, etc. Si esto nos atrae en el siglo XXI, no hay que extrañarse del impacto causado en las mentes de hace más de 900 años, que fueron testigos de la renovación del edificio más importante del monasterio y del lugar: la, seguramente, modesta iglesia, que ahora se levantaba de piedra, como imponente defensa que daba seguridad a todos sus moradores, cuya importancia se comentaría en toda la comarca, por ser, además, una de las primeras, si no la primera que se levantó. Recordemos que estamos hablando de hacia la mitad del siglo XI y ninguna de las interesantes iglesias románicas que existen hoy por la Comarca de Izaga, se habían construido, salvo el monasterio de San Miguel en la Higa de Izaga contemporáneo de Elizaberria en la documentación, cuya dueña era la misma Sancha Oriol.

Así el documento de 1084 se entitula “Karta de Eliçauerria de Ybargoyti”. Elizaberria se considera ya como el nombre de uno de los lugares poblados que conformaban el valle de Ibargoiti. Es el año de la donación del monasterio de Santa María de Zabalza, por parte de doña Santia Orioliz (Sancha Oriol) a su hija Santia Sancioli (Sancha Sánchez).

En 1087, en la donación que hace Sancha Oriol a Leire no se menciona el término de Elizaberria, ni en el título “Karta del Sancta Maria de Zavalza”, ni en el desarrollo del documento. Parece que se usa la fórmula “oficial”, para evitar equívocos.

En 1094 el título del documento es “Karta de dompna Tota de Elizaverria”, en el que Tota Semenones, (Toda Jiménez de Elizaberria) nieta de Sancha Oriol, como señora del lugar, se considera la propietaria del monasterio a pesar de que su abuela lo había donado a Leire. La contienda abierta entre Leire y los nietos de la donante, que no estaban de acuerdo con la decisión de su abuela Sancha se mantuvo hasta el año 1097, aunque en 1094 Toda se adelanta a donar de nuevo a Leire el monasterio de Santa Maria y el huerto de Elizaberria, para que se cumpliera así la voluntad de su abuela. También aquí se considera Elizaberria como lugar.

En 1095 en la “Karta de Sancto Ihoanne de Oteiza”, que firma Aznar Jiménez de Oteiza, otro nieto de Sancha Oriol, se cita también a “Sancte Marie de Elizauerria”, citando así al monasterio de Santa María, ya no como del lugar de Zabalza sino como del lugar de Elizaberria.

En 1097 en la “Karta  de Elizaverria de confirmatione” del testamento realizado por doña Sancha Oriol a Leire e impugnado por varios de sus nietos, se especifica con la doble denominación al monasterio en litigio. “Monasterium quod dicitur “Sancta Maria de Elizauerria de Zaualza””. Fórmula empleada para determinar muy claramente a qué Elizaberria se refieren.

En 1102 en la “Karta de Sancto Iohanne de Oteiza” Aznar Jiménez, nieto de Sancha Oriol, confirma la potestad del monasterio de Leire sobre las posesiones de Oteiza donadas por su padre, lo mismo que sobre Lizaberria. Claramente se considera Elizaberria como un lugar, con la particularidad que se le denomina en esta fecha, por primera vez en la documentación, como LIZABERRIA.

En 1116 en la “Karta de Auizau” (Abínzano) parece estar ya claramente definido el término geográfico como Elizaberria, pues por tres veces aparece: “Sanctam Mariam de Elizaberria”, “Monasterium de Elizaberria” y “Sancia Auriol de Elizaberria”.

En los años 1124 y 1138, en la “Karta de Aoss Yriberri” y en la “Karta de Zemborayn” respectivamente, aparece el nombre de uno de sus priores. “Dompno Sancio prior de Elizaberria” y “Sancio prior de Elizaberria”. No se cita al monasterio como el de Santa María, sino se le conoce sin ningún problema como Elizaberria. (El monasterio del lugar de la iglesia nueva).

A finales ya del siglo XII, años 1170 y 1099, respectivamente, los papas Alejando III e Inocencio III, respectivamente, confirman a Leire sus posesiones y entre ellas aparece “Monasterium Sancta Marie de Elizaberria de Ybargoiti” y “Monasterium  Sancte Marie d´Elizaberria de Ibargoiti”. Se retoma, en parte, la fórmula aclaratoria del año 1084, en que aparece citado el monasterio por primera vez, haciendo referencia al valle para que quedara claro a qué Elizaberria se refieren

También en 1270 el rey TEOBALDO II emplea el mismo locativo al confirmar los bienes del monasterio de Leire. “Liçaberria de Yuargoiti”.

Con la fuerte crisis del siglo XIV Leire dona en 1375 a Salinas de Ibargoiti la granja de Elizaberría, aunque se reserva entre otras partes la iglesia. En esta época parece ser que no funcionaba ya como monasterio. Con esta donación se empezaría a conocer como Elizaberria de Salinas de Ibargoiti, como así se denomina en el año 1600 en que se catalogan a los restos de la iglesia nueva como ermita.  “…junto a la ermita de Nuestra Señora de Lizaberri en Salinas de Ibargoiti…”

A lo largo del tiempo se ha denominado el monasterio y el lugar de las maneras siguientes:

Siglo XI: Elizaberria de Ibargoiti, Elizaberria, Santa María de Elizaberria, Santa María de Elizaberria de Zabalza.

Siglo XII: Aparece también como Lizaberria.

Siglo XIII: Una nueva denominación. Lizaberria de Ibargoiti.

Fin del siglo XV. Año 1600 se habla ya de Lizaberri en Salinas de Ibargoiti.




viernes, 10 de enero de 2020

SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA - IBARGOITI - NAVARRA - I


SANTA MARÍA DE ELIZABERRIA – IBARGOITI – NAVARRA- I

Por Simeón Hidalgo Valencia (10 de enero de 2020)


Aunque he ido en varias ocasiones a ver las ruinas del antiguo monasterio y lugar de Elizaberria, en el valle de Ibargoiti, no he escrito nada sobre él hasta este momento en que me he puesto a leer sobre el mismo con la intención de saber más acerca de su historia y devenir hasta nuestros días, con sus 936 años desde que se le menciona en la documentación escrita por primera vez, que sin duda estará a punto de cumplir el milenio si tenemos en cuenta el momento de su construcción, por desgracia desconocido.

Me he puesto a leer sobre él porque la noticia, por muchos deseada, es que por fin hay movimientos de limpieza y excavaciones en la zona que le están permitiendo respirar libre de vegetación, de tierra colmatada y de la montonera de sillares desplomados dentro del recinto de su nave.

En una de las ocasiones que me acerqué fue en días cercanos al solsticio de verano de 2015, donde pasé la noche durmiendo al raso en un rincón que me acomodé en la nave, con la esperanza de que al día siguiente el amanecer me permitiera ver la incidencia del sol en esta época del año sobre el ábside y comprobar así si este edificio se replanteó en el solsticio de verano o en otro momento.

Han pasado cuatro años y el 23 de septiembre último, día del equinoccio de otoño volví madrugador para contemplar el mismo fenómeno y comprobar si ahora en el equinoccio, la iglesia fue replanteada, y sí. Lo pude comprobar. La iglesia del monasterio de Elizaberria está orientada, y replanteada de este a oeste, en uno de los equinoccios, seguramente en el de primavera, pues así había tiempo suficiente para poder marcar y empezar con su cimentación antes de que llegara el mal tiempo otoñal.

En esta ocasión los trabajos de limpieza de la nave estaban prácticamente terminados y una gran cantidad de piedras labradas a pico en sus caras destinadas a ser vistas, cosa que me llamó la atención desde la primera vez que observé sus enormes sillares, se esparcían delante de la explanada de la cara sur de la iglesia.

Cumplido este objetivo quise saber más de este lugar del valle de Ibargoiti, dado que es uno de los patrimonios más antiguos, interesantes y hasta el momento olvidados de la Comarca de Izaga y me puse a investigar y a darme cuenta de que no hay mucho escrito, la verdad, y de lo que hay es a veces transmitido, en parte, incorrectamente.

Es en la documentación medieval del poderoso monasterio de Leire, donde están las primeras referencias al de Elizaberria
Veámoslas.


 *1084: SANTIA ORIOLI (Sancha Oriol) 

Es la primera vez en que aparece por escrito Elizaberria, aunque se hace con la mención de que pertenece a Ibargoiti, informando que es un cenobio nominado como “Sancta Maria” y que está en el conocido lugar de Zaualza. Zabalza es el lugar de Ibargoiti a continuación del de Salinas, por lo que el monasterio y lugar de Elizaberria queda en medio de ambos.

El documento nº113 de la documentación medieval de Leire[1] lleva como epígrafe “Karta de Eliçauerria de Yuargoyti” y se refiere a la donación que hace “dompna Santia Orioliz” (Doña Sancha Oriol) a su hija “domne Santie Santionis” (Doña Sancha Sánchez) de una serie de posesiones entre las que menciona en primer lugar al “cenobium Sancte Marie quod in Zaualça situm noscitur esse”.[2]


*1087: SANCIA ORIOL (Sancha Oriol)

El documento nº123 es la carta de donación de “Sancta Maria de Zaualza” al Monasterio de San Salvador de Leire. La donante es SANCIA ORIOL.[3]

“Hec est carta quam feci ego dompna Sancia Oriol” “Por la salvación de mi padre Oriol Garceiz y de mi madre Tota Ranimiriz, y por el alma de mi señor Sancio Fortuniones, y por mi alma y por las de mis hijas Tota Sancionis y Sancia Sancionis, y por todos mis antepasados”.

A continuación, se enumeran todas las donaciones que hace:
*El monasterio de Santa María de Zabalza con todas sus posesiones.
*La villa de Zabalza con todas sus pertenencias.
*La villa de Idocin con sus salinas y todas sus pertenencias.
*La iglesia de “Hiiga”, con su monasterio de San Miguel con todas sus pertenencias.
*El “sigillo” de Enériz, con todas sus pertenencias.[4]
*El “sigillo” de Ariz, con todas sus pertenencias.
*Todas sus tierras de Los Arcos.
*La ración de Villatuerta.
*Las casas de Tricio con sus pertenencias.
*El monasterio del lugar de Vermuduri con sus tierras en río Oja, junto a Zuiuri.
“Facta carta in era .M.C.XX.V.” 

Si tomamos como referencia el Catálogo del Becerro Antiguo y del Becerro Menor de Leyre, realizado por José Goñi Gaztambide en 1963[5] el documento, citado por José Mª Mutiloa Poza[6], se presenta con el enunciado siguiente:

“101
1087 Sancha Oriol dona al monasterio de Leire el monasterio de Santa María de Zabalza y para calzado y vestido de los frailes de Zabalza destina las villas de Zabalza e Idocin, la Iglesia de San Miguel de Hiiga con sus pertenencias, los sellos de Enériz y Ariz con sus heredades y la ración de Villatuerta, así como las casas de Tricio con sus heredades y el monasterio de Vermuduri. Facta carta in era M. C. XX. V. Becerro antiguo, pág. 29; Becerro menor, pág. 209-211.”

Según este enunciado, Sancia o Sancha Oriol hace donación del monasterio de Santa María de Zabalza al monasterio de Leire y a su vez tiene en cuenta a los frates o hermanos del monasterio de Santa María y para que puedan calzarse y vestirse les hace el resto de las donaciones que se mencionan. “Ut sint per calciamenta et per uestimenta de fratibus de Sancta Maria de Zaualza” (“siendo para el calzado y para el vestido de los hermanos de Santa María de Zavalza”.)


Antonio Durán Gudiol en su estudio sobre “Monasterios y monasteriolos en los obispados de Pamplona y Aragón en el siglo XI”, habla del de Santa María de Elizaberria[7] y dice: “Santa María de Elizaberría de Ibargoiti o Zabalza fue concedida en 1084 por Sancha Oriol a su hija Sancha Sánchez, casada con Sancho Fortuñones, la cual tres años después la cedió a Leire.” Hay que hacer notar que según la redacción anterior se puede llegar a equívocos y convendría, basándose en la documentación, dejar claro que: Sancha Sánchez es una de las hijas de Sancha Oriol y de Sancho Fortuñones y que es Sancha Oriol la que tres años después cede el monasterio de Santa María de Elizaberria de Ibargoiti o Zabalza al monasterio de Leire.


*1094: TOTA SEMENONES DE ELIZAUERRIA[8]

Siete años después vuelve a hacerse referencia a Elizaberría en el documento nº144 y la donante en este año es TOTA SEMENONES DE ELIZAUERRIA.[9]

“Hec est carta quam fatio ego dompna Tota Semenones de Eliozauerria” “Por mi alma y la de mis parientes, de este mi monasterio que está situado sobre Santa María, con sus bienes, tierras y viñas, y con su huerto de Elizaberria…”
“Facta carta in era .M.C.XXX.II.”

*1095: ACENARI EXIMINONES DE OTEIZA (AZNAR JIMENEZ, JIMENO AZNAREZ)

En el documento nº149, un nieto de Sancha Oriol, hijo de Jimeno Aznárez (Eximino Acenariz) y sobrino de Tota Sánchez y Sancha Sánchez, “cumpliendo la voluntad de su padre Jimeno Aznárez, confirma al abad Raimundo y a Leire -cuando fallezca su tía Sancha- “(Hermana de Jimeno Aznárez), una serie de propiedades entre las que se cita a la villa de Ariz “donada ya por su abuela  Sancha (Oriol), a Santa María de Elizaberría y Leire…”[10]


*1097: KARTA DE ELIZAVERRIA DE CONFIRMATIONE

Parece ser que los nietos de Sancha Oriol, no estuvieron de acuerdo con las donaciones realizadas a Leire y, tras la muerte de sus abuelos, reclamaban para sí algunas de las posesiones citadas en la carta de donación de “Sancta Maria de Zaualza” al Monasterio de San Salvador de Leire que su abuela Sancha Oriol donó en 1087.
Fruto de ello es el documento nº157 en el que se da “noticia de la concordia promovida ante los reyes Sancho Ramírez y Pedro I y firmada por este último, sobre los bienes dados a Leire por doña Sancha viuda de Sancho Fortuñones, cuyos nietos lograron que se les asignaran las villas de Ariz y Enériz, y el palacio de Villatuerta, quedando para Leire el monasterio de Santa María de Elizaberria de Zabalza, la villa de Zabalza con su iglesia, la iglesia de San Quirico en lo alto del monte de “Hiiga”, la iglesia de San Miguel en este mismo monte, la villa de Idocin con su término, las salinas de Muru y la “villuela” yerma de “Exauerri””.[11]
En esta Carta de Confirmación de Elizaverria al monasterio de Leire se citan algunos nombres de los nietos de Sancha Oriol y Sancho Fortuñones: Sancio (Sancho) Semenones, Acenarius (Aznar) Semenones, Sancium (Sancho) Exemen.


*1102: FEBRERO 15: SANCHA DE OTEIZA Y SU SOBRINO AZNAR  EXEMENONES

Los protagonistas de la “Karta de Sancto Iohanne de Oteiza”, documento nº192[12], son Sancha de Oteiza y su sobrino Aznar Exemenones. Este último fue como peregrino a Jerusalén, después de la conquista de la ciudad por los cruzados en la denominada Primera Cruzada, que tuvo lugar entre 1095/96 hasta 1099.  A su regreso “ordenó que la potestad que el abad de Leire tenía sobre sus antiguas posesiones de Oteiza y de Lizaverría, se extendiese a las demás decanías de San Salvador.”[13]


*1116: SANCIA (SANCHA) (VIUDA DE SANCIO EXEMENONES DE AUIZAU) Y SUS HIJOS: EXIMINUS, GARSIAS, GILI Y ACENAR EZKERRA

El documento nº261 recoge la “Karta de Auizau” en la que se hace donación del palacio de Villatuerta con todas sus pertenencias a Leire “y de acuerdo con lo dispuesto por Sancha Auriol, dan también a Santa María de Elizaberría un molino en “Puente de Arga” o Murugarren, reservándose su posesión la donante Sancha mientras viva.”[14]
En la relación de la carta se especifica que dona la décima parte de la molienda. “Et donem fideliter decimum de molendura sua”.
Entre los testigos de esta donación figura el señor Acenar Exemenones de Oteiza, cuñado de la donante doña Sancha y tío de los mencionados sus hijos.


*HACIA 1124 Y HACIA 1138: PRIOR SANCIO DE ELIZABERRIA

En los documentos nº290 y nº312 de la documentación medieval de Leire en sendas cartas de donación, aparece citado como auditor el prior de Elizaberria que a lo largo de los años citados era un tal Sancio (Sancho). “Dompno Sancio, prior d’Elizaberria” [15]; “et Sancio priori de Elizaberria”…”Sancius prior in Elizaberria.”[16]


*1174:                                                                                               JUNIO 28. ANAGNI

En el documento nº333, el papa “Alejandro III acoge al monasterio de Leire bajo la protección apostólica, como había hecho su antecesor Alejandro II, y confirma todas sus posesiones y derechos.”[17]
En la extensa lista de posesiones del monasterio de Leire aparece en el puesto 14 el
“Monasterium Sancte Marie de Elizaberria de Yvargoyti, cum Çaualza et Ydoçien et cum ecclesiis earum.”


*1198:                                                                                                  JUNIO 10. ROMA

En el documento nº360 “El papa Inocencio III confirma los privilegios y posesiones del monasterio de Leire.”[18]
Veinticuatro años después de la confirmación de Alejandro III vuelve a citarse en el mismo puesto al “Monasterium Sancte Marie d´Elizaberria de Ibargoiti, cum Zabalza et Idocin et cum ecclesiis earum.”


Hasta aquí la documentación de Leire en que se menciona a Elizaberria, a lo largo de más de un siglo (114 años). Desde 1084 hasta 1198. Pero también hay otras referencias a lo largo de su historia. Entre ellas las siguientes:



*1270: TEOBALDO II RECONOCE A LIÇABERRIA DE YUARGOITI ENTRE LOS BIENES DEL MONASTERIO DE LEIRE[19]

“Liçaberria de Yuargoiti cum donibus, uillis, ecclesiis, Terris, moliendinis et ómnibus pertinenciis.”


Los cuatro documentos que siguen corresponden a la documentación medieval de Leire dentro del catálogo realizado por Luis Javier Fortún Pérez de Ciriza. Se corresponden con los números: 629, 630, 631 y 675, cuyo resumen, correspondiente a dicho autor, se recoge a continuación. [20]


*ANTES DE 1375:

 “629                                       antes de 1375, octubre 11.
 Los vecinos de Salinas (de Ibargoiti) se comprometen a entregar al abad y convento de Leire los diezmos correspondientes a las piezas cultivadas en el término de Elizaberría y las que en el futuro se roturen dentro de él.

AHN, Cód. 218 B, p. 704. Documento extendido por Pedro Sánchez de Ripalda, notario eclesiástico del consistorio de Pamplona. No se ha conservado el texto, sino tan sólo una alusión a su existencia dentro del documento siguiente.”


*1375:

630                                                                                                      1375 octubre 11.
El abad fray Pedro de la Ciudad y el convento de Leire hacen donación al concejo de Salinas (de Ibargoiti) del término redondo del antiguo monasterio de Elizaberría, bajo ciertas condiciones, entre las que se incluyen las referentes al gobierno de la iglesia parroquial de Salinas, sus clérigos y sus rentas.”

AHN, Cód. 218 B, p. 687-693. Copia del s. XVIII sacada de un traslado notarial de 29 de mayo de 1381.


*1375:

“631                                                                                  
1375, octubre 29. Leire.
 El abad fray Pedro de la Ciudad y el convento del monasterio de Leire hacen donación al concejo y vecinos de Salinas (de Ibargoiti) del término y coto redondo de la granja de Elizaberría (antiguo monasterio de Santa María), aunque se reservan la iglesia, la casa y el huerto anejos, el derecho a introducir ganado y a disfrutar de agua, así como el diezmo y la primicia de dicho término.

112 [56] DOCUMENTACIÓN MEDIEVAL DE LEIRE: CATALOGO (SIGLOS XIII-XV) AHN, Clero, carp. 1412, n° 17. Original. AHN, Cód. 218 B, p. 701-709.


*1410:

675                                                                                      
1410, septiembre 22. Leire.
El abad fray Ramón de la Ciudad y el convento de Leire reciben como paniaguados del monasterio a Juan Sánchez de Ororbia y a su mujer Sancha García de Ubani, vecinos de Ororbia, los instalan al frente de la casa de Elizaberría de Ibargoiti y sus pertenencias y se comprometen a mantenerlos de por vida. A cambio de ello los paniaguados servirán al monasterio y tras su muerte le donarán todos sus bienes muebles e inmuebles.

AGN, Leire, leg.17, n°357. Original. AHN, Cód. 215 B, p. 781-791.


*1536: LA IGLESIA ESTABA EN RUINAS

“La iglesia estaba en ruinas y los vecinos de Salinas habían hurtado de ella más de 300 piedras para la construcción de sus casas...”[21] Es lógico pensar que la ruina sería muy anterior a 1536.


*1600.10.10 – 1600. 11.13: FISCAL CONTRA ANTON FRASI DE ARGENTANT Y PEDRO DE LACUMBA

Xabier Ituláin Irurita me comenta que en el Archivo Abierto del Archivo General de Navarra ha encontrado un proceso judicial en el que se menciona la ermita de Nuestra Señora de Lizaberri. También me comenta que:
“Pedí el documento en el Archivo, pero me dijeron que faltaba.”

El contenido de este proceso judicial es el siguiente: “El fiscal contra Antón Frasi de Argentat y Pedro de Lacumba, canteros, naturales de Francia, sobre agresión a Juan de Lacumba, natural de Francia, junto a la ermita de Nuestra Señora de Lizaberri en Salinas de Ibargoiti y resultado de muerte.”
Tiene 54 folios y su referencia es: ES/NA/AGN/F146/149216

Sería interesante poder consultarlo y ver a qué se debía la presencia en Lizaberría de estos canteros franceses. Por su oficio podemos pensar que estaría relacionada con algún trabajo en el lugar. ¿Consolidación de la ruina? ¿Desmontaje de muros y recuperación de sillares para otro destino?


*1799: SE ENCONTRABA EN RUINAS

Según la redacción del “Plan municipal del ayuntamiento de Ibargoiti”, en esta fecha el monasterio se encontraba en ruinas.[22] Ya se ha visto que lo estaba en 1536.


*1856: DOCUMENTO SOBRE COMPRAVENTA DE PIEDRA DE ELIZABERRIA POR LOS VECINOS DE SALINAS

En un comentario anónimo al blog “Pueblos deshabitados de Navarra” de Fernando Hualde correspondiente a la entrada Elizaberría se dice lo siguiente: “Existe un documento de Salinas en la notaría de Monreal-Elo de 1856 sobre la compraventa de piedra de Elizaberría por los vecinos de Salinas.”[23]


*2009, 7 DICIEMBRE

“Sorprende ver el estado de abandono que vive este edificio. Está pidiendo a gritos una intervención. Seguramente que ya no es hora de pedir su reconstrucción de este antiquísimo monasterio, pero sí que procede su limpieza del entorno y una consolidación de sus ruinas. Es un edificio con una categoría, con un nivel artístico y con una entidad histórica que lo hacen merecedor de este esfuerzo.”[24]


Diez años después de este comentario de Fernando Hualde las labores de limpieza de la maraña de vegetación que cubrían estas interesantes ruinas del siglo XI han tenido lugar, así como el vaciado de la nave de todo el derrumbe de la cubierta y muros. El siguiente paso, el de la consolidación de la ruina, ha de venir junto a un paso continuado de limpieza del entorno para no volver a ver este lugar, patrimonio cultural de Navarra, comido e invadido por la vegetación.

La puesta en marcha de un plan cultural y turístico orientado a dar a conocer Elizaberria, como parte del patrimonio de la Comarca de Izaga, de Izagaondoa (“Lo que está alrededor de Izaga”, léase: Monreal, Ibargoiti, Unciti, Izagaondoa, Urroz, Lizoáin-Arriasgoite, Urraúl Bajo y Lónguida), posibilitaría el conocimiento de esta parte de Navarra y favorecería su desarrollo.




[1] Ángel J. Martín Duque; Documentación medieval de Leire (siglos IX a XII), Diputación Foral de Navarra Institución Príncipe de Viana, 1983, Nº113, pág. 166.
[2] Este documento lo he visto recogido por los autores de Nafarroako Toponia eta Mapagintza Toponimia y Cartología de Navarra, XXXVIII, pág. 110. Término Elizaberri, pero al donante lo identifican con “Sancho Orioliz”, no con Sancha Orioliz.
[3] Ángel J. Martín Duque; Documentación medieval de Leire (siglos IX a XII), Diputación Foral de Navarra Institución Príncipe de Viana, 1983, Nº123, pág. 180
[4] Carlos Laliena Corbera, en su libro “Siervos medievales de Aragón y Navarra en los siglos XI-XIII”, pág. 142, se refiere al sello o “sigillo” de Enériz citado en el documento de Leire de 1087 indicando que la donación la realiza Sancho Oriol, cuando en realidad debería decir Sancha Oriol. “…el sello (sigillo) de Sancho Oriol sobre las villas de Enériz y Ariz” “El “sello” o la “señal” era un signo grabado (o pintado) sobre la entrada de las casas que mostraba la dependencia de sus habitantes hacia el señor con el que se identificaba ese testimonio gráfico.”
[5] PDF tomado de Internet – Dialnet unirioja.es
[6] José M.ª Mutiloa Poza, “Constitución, consolidación y disolución del patrimonio de la Iglesia en Navarra”, Revista Príncipe de Viana Año 42, nº162, 1981, págs. 53-166
[8] Con frecuencia se menciona este año y a la señora doña Tota Semenones como la primera fecha en que aparece mencionado el monasterio de Santa María de Elizaberria y a doña Tota como la primera que lo dona al monasterio de Leire. Como se ve por los dos documentos anteriores, no es así.
[9] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 207
[10] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 214-217
[11] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 224-225
[12] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 271-272
[13] Antonio Ubieto Arteta, “La participación navarro-aragonesa en la primera cruzada”, pág 371, Dialnet
[14] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 352-353
[15] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 382-383
[16] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 410-411
[17] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 433-437
[18] Ángel J. Martín Duque, o.c.; pág. 470-476
[19] José Javier Uranga, “Notas sobre topónimos navarros medievales”, zhttp://www.culturanavarra.es/uploads/files/02_CEEN41-42_0039-0096.pdf
[20] Luis Javier Fortún Pérez de Ciriza, DOCUMENTACIÓN MEDIEVAL DE LEIRE: CATÁLOGO (SIGLOS XIII-XV) Documentos 629, 630,631,675

[21] http://www.izaga.es/wp-content/uploads/sites/70/2015/11/Izaga09.pdf cita a Luis Javier Fortún Pérez de Ciriza en su obra “Leire, un señorío monástico en Navarra.”
[22] Revista Izaga. Revista de información de la Agrupación Izaga nº9:Junio 2012 file:///C:/Users/User/Downloads/L1807900_IBARGOITI-PGM-Ermita-Elizaberria%20(2).pdf
[24] Idem